domingo, 24 de febrero de 2013

MI AMIGO JUAN CARLOS


Caminas sin frenar la marcha
mirando siempre en cada paso
personas que contigo avanzan
¡¡amores que prometen lazos!!
Hay sentimientos en tu mirada
de un amor sencillo y raro
en un mundo que odia el alma
que nos dio el crucificado.
 Y en Él tú pusiste la esperanza
sin quebrar el amor encontrado
al lado de la mujer que amas
y la semilla que habéis sembrado.
Extiendes lazos que hablan
con la cercanía de un hermano
acudiendo cuando te llaman
al sentir humilde del necesitado.
Te he visto cantar proclamas
con infantiles juegos, que a tu lado,
te han seguido con el alma
celebrando recreos y cantos.
Y no todo han sido alabanzas,
¡¡También hubo tiempos malos!!
que en familia sembró esperanzas
abrazos, recuerdos y llantos.
Pero no trato de provocar soflamas
al escribir estos versos engarzados.
Ni que acudan a los ojos lágrimas
¡¡no es tiempo de llorar hermano!!
 Son solo juegos de palabras
que me brinda el sentimiento humano
y que dedico con cariño y el alma
a mi amigo y compañero Juan Carlos.

A mi compañero y amigo Juan Carlos por su cumpleaños, con cariño.

José Antonio Bedmar Redondo

lunes, 18 de febrero de 2013

AKRO (CUMBRES)


Quisiera llegar a la cumbre
avanzar siempre que pueda
creer, vencer las incertidumbres
mover cada momento las piedras.
Se cruzan siempre en mi camino
y me frenan aunque no quiera
me impiden ser yo mismo
¡¡ah sí volar solo pudiera!!
Pero aún no llega el momento
de extender mis alas completas
pero siento muy cerca tu cariño
y tus manos que me sujetan.
Me ayudan allanando caminos
con palabras de acción completas.
Con gestos que dan optimismo
y esperanzas que se renuevan
progresando con cariño unidos
allá dónde el sol derritiera
con cada gesto que conseguimos
juntos, quitar barreras.
                      
A Mirian y su gabinete AKRO, a mis compañeros del aula de integración y a todas esas personas anónimas que hacen de la integración y de la ayuda “especial” un verdadero camino de liberación personal y un reto diario.
José Antonio Bedmar Redondo

viernes, 15 de febrero de 2013

EMOCIONES


Recuerdo con emoción los tiempos
del comienzo del camino al andar
recibimos como niños inquietos
la Noticia que era Buena para Amar.
Juntos compartimos momentos
como un parto de un hijo al preparar
nuestras mentes y nuestros cuerpos
que en Jesús podemos entregar.
Comenzamos a compartir encuentros
y en la Santa Eucaristía cantar
salmos que cantan amores a un dueño
que se hace vida al consagrar.
Siempre  os vi sonriendo
con la mano amiga de la amistad
sin condiciones, sin esconderos
siempre presentes en la verdad.
Juntos, siempre juntos al encuentro
de todo el que os pueda necesitar
ya sea una caricia, un abrazo, un beso
un silencio, una mirada al rezar.
15 de febrero de 2013
A Pedro y Pepita con cariño por su 50 aniversario
José Antonio Bedmar Redondo

MÁS ALLÁ DE LA AMISTAD



Lento ha pasado el tiempo
y largo ha sido el caminar.
Atrás quedaron esos momentos
que os hicieron vacilar.
Llegó a vuestras vidas el anuncio
de un Dios vivo que al resucitar
os llenó de vida el camino
de esperanza, amor y caridad.
Con dicha habéis compartido
momentos que no he de olvidar
velando con rezos por los enfermos
¡¡Sintiéndonos en comunidad!!
Y allí, estabais presentes de nuevo
despidiendo al hermano al resucitar
con lágrimas caricias y besos
que sólo el amor puede dar…
Es por eso que ahora quiero
en nombre de todos dedicar
estas palabras ¡¡Sentimientos
de cariño, amor y amistad!!
Y juntos de nuevo alzar el vuelo
allí dónde el Amor quiera estar
entonando canciones, quitando miedos
rezando juntos en un cantar.
A Pedro y Pepita
13 de febrero de 2013
José Antonio Bedmar Redondo

martes, 12 de febrero de 2013

SEVILLANA A CLARET


1
Era un hombre muy bajito
pero grande en corazón.
Pero grande en corazón
Respetaba a sus padres
Trabajando con tesón
y rezando por las tardes
ofrecía su oración.
Ofrecía su oración
y escuchaba maravillas
con noticias de Pasión.
Y en el nombre de María
Él también se bautizó

Cruzó los mares
Salvó los ríos
Llegó a Sevilla
Predicando el Amor
¡¡Qué maravilla!!

2
Con amigos del carisma
una obra comenzó.
Una obra comenzó
amparados en María
y al Sagrado Corazón
entregándose a la vida
nunca más se arrepintió
Nunca más se arrepintió
cruzando todos los mares
enviado por Amor
con su corazón de Madre
Misionero se forjó.

Cruzó los mares
Salvó los ríos
Llegó a Sevilla
Predicando el Amor
¡¡Qué maravilla!!

3
Se entregó con mucho celo
en cada predicación.
En cada predicación
anunciando al mundo entero
el consuelo de su Dios
la igualdad entre los pueblos
sin la raza ni nación
Sin la Raza ni nación
Uno solo es el Padre
de toda la creación.
Por ventura de la Madre
¡¡Viva la Madre de Dios!!

Cruzó los mares
Salvó los ríos
Llegó a Sevilla
Predicando el Amor
¡¡Qué maravilla!!

4
Han pasado muchos años
y aún se escucha su canción.
Y aún se escucha su canción
y se nota en las miradas
de aquel que lo conoció
anunciado por hermanos
que dilatan su misión.
Que dilatan su misión
en tareas por el mundo
como en  la educación
al abrigo de una Madre
que nunca lo abandonó.

Cruzó los mares
Salvó los ríos
Llegó a Sevilla
Predicando el Amor
¡¡Qué maravilla!!




12 de febrero de 2013
A los hijos del Inmaculado Corazón de María y su familia Claretiana

José Antonio Bedmar Redondo
(enlace actualizado)
https://www.dropbox.com/s/3ilcykz0ihwqr7d/sevillana_claret%20MEZCLA.mp3?dl=0

lunes, 4 de febrero de 2013

TIEMPOS DE SIEMBRA


Muchas veces pierdo la esperanza
y me da miedo perder lo adquirido
mirar mis manos, que no tengan nada,
porque en la vida me lo haya merecido…
Algunas veces, cautivando la mirada,
queda un desierto infinito
que calienta en demasía el alma
mostrándome un camino perdido…
Otras veces, navegando en calma,
queda un consuelo divino
que llena de su Espíritu al ánima
revelándome siempre al Dios vivo…
Por eso en esta tierra que me ata
donde busco siempre ser testigo
de la Paz y el Amor que Él me pacta
en esa eterna Cruz envilecido,
sigo caminando lento y  sin ganas
dando testimonio de lo pobre que vivo
aunque a veces, como en Tierra Santa,
nunca, en su tierra, el profeta es querido.

4 de febrero de 2013                                                                                José Antonio Bedmar Redondo